Desde que se anunció la construcción del Tren Maya cuando el Licenciado Andrés
Manuel López Obrador era presidente electo, han circulado diversos discursos sobre lo
que se prevé de este proyecto. Los múltiples dichos y los actos políticos cada vez más
frecuentes no obligaron a emprender la tarea desde el poder legislativo para generar un
trabajo de campo en los diferentes estados del sureste mexicano por donde se
encontrarán las estaciones de este proyecto.