El megaproyecto denominado Tren Maya es uno de los Proyectos y
Programas Prioritarios del ejecutivo guiado por Andrés Manuel López
Obrador (2018-2023). Se prevé la construcción de una línea férrea
de 1525 km a través de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche,
Yucatán y Quintana Roo, y la operación de un tren alimentado a biodisel
para transporte de carga y pasajeros. Según documentos y declaraciones
oficiales, dicha línea potenciará el transporte, principalmente de gasolina
y productos que se consumen en la zona turística llamada Riviera
Maya en el norte de Quintana Roo; detonará el desarrollo turístico
facilitando el acceso a zonas pocos conectadas (como Calakmul) y
potenciando la conexión entre distintos polos de atracción turística de
masa (Cancún, Chichén Itzá) con otros en vía de desarrollo (Palenque,
Bacalar, Valladolid). Asimismo, se planea la edificación de al menos 18
nuevos centros de población (o ampliación de aquellos ya existentes)
con vocación turística