La lucha por la soberanía nacional ha sido la lucha histórica del pueblo de México a lo largo de toda su vida independiente y esa fue la lucha a la que Lázaro Cárdenas se entregó sin reservas, poniendo en ella su voluntad, su talento, su inventiva, la fuerza de sus convicciones y su acendrado patriotismo.